jueves, 4 de noviembre de 2010

el masaje placer para los sentidos

dejarse tocar por las manos expertas de un masajista, es un placer para los sentidos, con movimientos lentos, suaves y envolventes de las manos.
de los amasamientos, fricciones y percuciones del masaje clásico, pasando por las técnicas orientales como el tuiná, el masaje ayurvédico, el tailandés, el siatsu o incluso el masaje deportivo más
fuerte y vigoroso.
los masajes aportan una liberación corporal de sustancias endorfinicas que relajan las tensiones musculares, las contracturas, aceleran la circulación en piernas y brazos, estimula el drenaje linfatico favoreciendo la eliminación de tóxinas, incidiendo a la vez en el buen funcionamiento del sistema digestivo tonificando todo sus órganos consiguiendo relajarnos por completo, constituyendo en muchos momentos un éxtasis indescriptible.