domingo, 2 de enero de 2011

acupuntura y enfermedades

Sinusitis aguda y crónica - La acupuntura ayuda a expectorar la mucosidad así como mejorar la permeabilidad de las vías respiratorias altas mejorando la inflamación y el dolor. En los casos de cronicidad la acupuntura aumenta las defensas y disminuye la producción excesiva de mucosidad.
Rinitis aguda y crónica - incidir especialmente en la rinitis estacional de características alérgicas con o sin tratamiento de fondo. Podemos mejorar y espaciar las crisis con puntos locales y generales para disminuir el terreno alérgico del paciente. El tratamiento más importante es el que realizamos de forma repetida y por adelantado a las estaciones más conflictivas por el paciente.
resfriados de repetición y amigdalitis de repetición - La acupuntura unida a menudo a cambios en la dietética puede favorecer el aumento de la inmunidad para disminuir las crisis de resfriados y amigdalitis de repetición
Bronquitis aguda y crónica - También en las bronquitis, tanto agudas como crónicas, podemos incidir en la disminución de producción de mucosidad y en su expectoración. Hay puntos de acupuntura que aumentan la capacidad respiratoria, regulando el sistema vegetativo, y también como hemos dicho pueden aumentar la protección inmunitaria.
Asma bronquial - El asma bronquial tan extrínseco como intrínseco puede ser tratado de forma complementaria con acupuntura, de manera que en algunos pacientes receptivos conseguimos mejorar el proceso inflamatorio a nivel bronquial y disminuir así la frecuencia de las crisis y su intensidad. Podemos de esta manera, en colaboración con el médico que lleva el tratamiento principal, intentar reducir medicación y disminuir así sus efectos secundarios.
Enfermedades gastrointestinales:
Colon irritable - La acupuntura puede incidir de forma clara en el tratamiento del colon irritable por su gran acción sobre el sistema nervioso vegetativo y también sobre las enfermedades con gran carga psicosomática por liberación de endorfinas y serotonina. A menudo conseguimos espaciar las crisis y la digestión y las deposiciones se vuelven más regulares. El tratamiento puede ser complementario del tratamiento habitual.
Hernia hiatal - La acupuntura mejora el reflujo gástrico. También tiene propiedades en algunos casos para disminuir la acidez.
Dispepsias - Como hemos dicho hay puntos de acupuntura que mejoran el peristaltisme intestinal y las digestiones lentas, así como la distensión postpandrial y la producción excesiva de gases.
Estrechamiento - Se puede tratar el estreñimiento idiopático porque mejoramos con puntos que inciden en el sistema vegetativo el peristaltismo intestinal.
Colitis ulcerosa - El tratamiento con acupuntura de la colitis ulcerosa apoya el tratamiento medicamentoso y disminuye la intensidad y la frecuencia de las crisis
Alteraciones Neurológicas:
Cefalea y migraña - Recientes estudios en acupuntura ha demostrado la acción de ésta en la mejoría de los síntomas de la migraña, y también en la relación coste-efectividad.
neuralgia del trigémino - La acupuntura por mejorar el umbral del dolor y las crisis de los pacientes con esta patología.
Parálisis facial - La estimulación periférica que supone la inserción de agujas puede llevar a una mejoría más rápida en el caso de parálisis facial sin causa orgánica.
Síndrome de Meniêre - La patología de Menière puede verse beneficiada por el aporte de regulación del sistema vestibular que aporta la acupuntura.
Secuelas de accidente vasculocerebral - La estimulación periférica de las fibras motoras y sensitivas del sistema nervioso periférico puede aportar una mejoría más rápida en esta patología.
Desórdenes psicosomáticos - La acupuntura tiene un efecto muy beneficioso en los desórdenes psicosomáticos para la liberación demostrada de endorfinas y serotonina a nivel del sistema nervioso central. Por eso es muy útil en casos como: Insomnio, Fatiga de causa desconocida, stress, depresión reactiva y crisis de ansiedad.
Reumatología:
Fibromialgia - La fibromialgia es una patología que se diagnostica con mucha frecuencia últimamente, pero que no tiene una respuesta terapéutica suficiente en los medios médicos habituales. La acupuntura puede aportar una cierta mejoría a los pacientes de este tipo debido a su acción local desinflamatoria y también a la acción general de liberación de endorfinas y serotonina que elevan el umbral del dolor y que mejoran las escalas de calidad de vida.
Tendinitis - El tratamiento local, especialmente con electroacupuntura puede llegar a hacer un efecto antiinflamatorio potente, en algunos casos de tendinitis rebeldes a los tratamientos habituales.
Osteoartritis degenerativa - La inflamación secundaria a los procesos de degeneración ósea puede ser más controlada con acupuntura, por lo tanto también el dolor. El tratamiento con antiinflamatorios y acupuntura de forma conjunta mejora aún más la posibilidad de éxito.
lumbalgias - La acupuntura puede ser el tratamiento de elección de algunas lumbalgias de origen muscular, también puede ser muy positiva en el tratamiento del dolor por irradiación de hernias o protusiones discales en las que se ha optado por tratamiento conservador.
Oncología - Últimamente y aunque en el informe de la OMS no está descrito se ha visto la gran aplicación de la acupuntura en este campo:
Náuseas y vómitos - La acupuntura puede reducir de forma drástica el efecto secundario de la quimioterapia en cuanto a náuseas y vómitos.
Dolor oncológico - La acupuntura puede ayudar a tratar-y mejora su inmunidad por aumento del umbral del dolor, por la liberación de endorfinas en el sistema nervioso central y por la acción reguladora sobre los órganos internos.