martes, 5 de abril de 2011

acupuntura para la artrosis de rodilla II


Al examinar los datos de los casi 300 participantes que completaron el seguimiento, se constató que los que recibieron acupuntura experimentaron una importante reducción del dolor a partir de los tres meses de tratamiento. Asimismo, su función física mejoraba a partir de los dos meses, en comparación con los demás colectivos.
Otro de los parámetros que evaluaron los investigadores, sin embargo, no demostró diferencias entre el grupo que recibía la terapia china y el que se sometía a la acupuntura placefo: el 52% y 47% de los participantes, respectivamente, pensaba que había respondido al tratamiento al finalizar el seguimiento. Los autores atribuyen este resultado negativo a que la elevada tasa de abandonos registrada: una cuarta parte de los pacientes no completó el seguimiento.
Pese a esta última pega, los investigadores consideran que sus hallazgos tienen dos importantes implicaciones prácticas. En primer lugar, confirman que se trata de una terapia segura, pues no se observaron efectos secundarios atribuibles a la acupuntura (algo que "contrasta con las actuales terapias farmacológicas para la artrosis, que pueden tener efectos secundarios que rivalicen en gravedad con los propios síntomas de la enfermedad", comentan los autores).
En segundo término, dado que los participantes seguían tomando sus fármacos habituales, parece que "la acupuntura puede tener un importante papel como terapia adjunta dentro de un enfoque multidisciplinar en el tratamiento de los síntomas de la artrosis de rodilla", concluyen.