jueves, 8 de septiembre de 2011

masaje con piedras frias o calientes

La combinación de piedras calientes y frías es una de las mayores novedades en masajes y tratamientos antiestrés.
En la actualidad es reconocida como un efectivo método para ayudar al organismo a eliminar toxinas, así como combatir el estrés, aliviar los dolores de espalda y los problemas circulatorios, entre otros beneficios.
Lo que se conoce como terapia geotermal, conocida como "stone teraphy" es la tendencia más solicitada en los SPA´S más prestigiosos del mundo. Comparte con el Reiki el empleo de los chakras como cauce para restablecer el equilibrio energético.
La terapia de las piedras calientes, es una técnica utilizada para realizar un masaje integral y profundo que ayuda a liberar tensiones, aflojar músculos y reducir el stress. Las piedras son dispuestas al largo de los músculos, con el objeto de transmitir la energía que poseen en su interior. Son piedras volcánicas con sedimentos que traen una herencia energética de millones de años.
Los tamaños y formatos son escogidos de acuerdo con el lugar del cuerpo donde se realizará la aplicación. Se aprovechan los formatos de las piedras para que el encaje sea el mejor posible.
El masaje actúa y crea respuestas sedativas y reenergizadoras en el cuerpo. De hecho, extremadamente sedativas, quienes reciben el masaje entran en el estado alfa, donde el cerebro se queda prácticamente desactivado. Es el relajamiento total.

El secreto y acción de las Piedras
Desde hace muchos años, tanto la cultura China, como la de los indios americanos, utilizaban las piedras calientes para dar masaje y aliviar dolencias.
La dinastía china Shang ya usaba piedras con fines terapéuticos; los romanos tras un baño caliente se tumbaban sobre mármol frío para disminuir los dolores y relajarse; las indias de América se colocaban piedras calientes sobre el vientre para aliviar dolores menstruales y con esta misma técnica los monjes japoneses favorecían el ayuno.
Esta terapia es una combinación de piedras calientes de lava basáltica y piedras frías de mármol, que se aplican sobre puntos determinados del cuerpo y se usan para masajear zonas especiales. Combaten así, el dolor, relajan y ayudan a recuperar el sueño, además de revitalizar, iluminar y oxigenar la piel.
Las piedras llegan desde China, Japón, Arizona y Hawai, y su calor y poder magnético combinados con un masaje te revitalizan, te llenan de energía y oxigenan la piel de todo el cuerpo.
Piedras calientes y frías, negras y blancas, se alternan para masajear el cuerpo: las calientes relajan la musculatura y las frías tonifican el organismo. Existe una para cada zona del cuerpo: los hombros, las rodillas, los pies, el cuello, la nuca.... No queman, no hacen daño; las manos hábiles y expertas del masajista las deslizan de derecha a izquierda, de arriba abajo, permitiendo a quien se somete al tratamiento experimentar una profunda sensación de bienestar y relax.
Esta terapia tiene conexiones además con la acupuntura, (el masaje se realiza siguiendo canales energéticos). También comparte con el Reiki el empleo de los chacras como cauce para restablecer el equilibrio energético.

Piedras calientes y frías
Las piedras basálticas son rocas volcánicas oscuras y densas, que cuanto más oscuras son, como la lava de Hawai, mayor es su contenido de hierro y más tiempo retienen el calor, lo que hace que aumente su poder magnético y por lo tanto sus bondades, entre las que destaca la dilatación de los vasos sanguíneos y linfáticos.
Las piedras frías suelen ser de mármol paquistaní y entre sus propiedades mejoran el aspecto de la piel, la revitalizan y le dan firmeza, además de conseguir una relajación total.
Generalmente, durante la terapia o masaje con piedras, se usan más de 60 rocas volcánicas diferentes, que alcanzan los 60 °C sin quemar la piel.

Energía Vital
La "stone teraphy" se inspira en las disciplinas orientales, según las cuales están situados siete chakras a lo largo del canal central del cuerpo; centros de la energía vital, que se corresponde con varios órganos. Desde los puntos chakra, la energía es distribuida a todo el organismo, gracias a los numerosos canales energéticos que lo atraviesan y que están unidos a ellos.
Concentrarse sobre los chakra ayuda, por lo tanto, a regular el flujo energético en el cuerpo (demasiada energía en círculo o demasiado poca puede crear trastornos). Precisamente, con esta finalidad, durante la "stone teraphy", las piedras calientes se disponen sobre los chakra y, a continuación, se procede a la "apertura" y el "cierre" energéticos y a la conexión, también energética, de los miembros superiores e inferiores.
El elemento fundamental de la terapia geotermal, lo constituye la aplicación de piedras calientes y frías que actúan a dos niveles:
De forma estática, ejerciendo presiones terapéuticas en puntos concretos
De forma dinámica realizando maniobras de masaje bien definidas
"Las piedras calientes (50º) incrementan el riego sanguíneo y el metabolismo celular, mientras que las frías (8º) originan vasoconstricción y liberación de histamina que actúa sobre el dolor y los procesos inflamatorios".
Recuerda que para favorecer el equilibrio físico, psíquico y emocional, la cabina está acondicionada, para la aplicación de las técnicas que complementan la terapia:
La Aromaterapia que estimula y equilibra por medio del olfato las áreas corticales y cerebrales.
La Cromoterapia, con las vibraciones energéticas que aporta cada color al organismo.
La Musicoterapia adecuada a cada tratamiento que consigue la relajación armónica, actuando sobre aquellas zonas cerebrales influenciadas por estímulos auditivos".
Algunos principales beneficios
• Ayuda a mejorar el dolor crónico.
• Desintoxifica el cuerpo
• Ayuda al malestares de la espalda y el cuello
• Induce al relajamiento y reduce el estrés
• Tiene efectos similares de un masaje profundo en menos tiempo

Claves del masaje
Para realizarlo se necesita sólo un poco de aceite de masaje para facilitar el deslizamiento de las piedras sobre el cuerpo y desarrollar así una acción más delicada.
El terapeuta dispone de piedras,de origen volcánico, de color gris oscuro, que se emplean calientes (se calientan en un recipiente térmico lleno de agua, cuya temperatura ronda los 55º C); y otras , blancas que son de mármol y se enfrían con hielo.
Las piedras tienen formas diversas, ya que deben adaptarse a las distintas zonas del cuerpo. Han sido sometidas a un proceso que las ha dejado perfectamente pulidas (es decir, lisas) y que les ha conferido la fisonomía oportuna: las redondas son idóneas para las manos y los brazos; las alargadas, para el área del cuello; y las más finas, para la espalda y los omóplatos (o paletillas)
El beneficio más profundo y duradero se obtiene gracias al color de las piedras oscuras de origen volcánico. Éstas son calentadas y apoyadas presionando, sobre la piel en las zonas doloridas. Quien recibe el masaje advierte, de esta manera, una especie de "dolor placentero". El calor, desprendido lentamente por las piedras, contribuye a relajar los músculos. El aumento de la temperatura provoca, además, la sudoración, lo que ayuda a eliminar las toxinas
Las piedras frías, de mármol blanco, se utilizan básicamente en la última fase de la sesión de tratamiento para reequilibrar la temperatura corpórea y desarrollar una acción tonificante y energizante.
Para realizar el tratamiento se disponen una serie de piedras de ambas temperaturas, planas, sobre las que se coloca el cliente. Luego se sitúan las piedras en diferentes zonas de su cuerpo y comienza el masaje, que combina la presión de las manos con los movimientos realizados con las piedras
Al finalizar la "stone teraphy" la persona bebe agua para reponer los líquidos y las sales minerales perdidas con la sudoración. El masaje suele durar una hora aproximadamente, con la posibilidad de permanecer tendida durante media hora más sobre la camilla para completar la relajación.
"Está indicado para personas con estrés, nervios, ansiedad, insomnio y para los problemas de dolores de espalda, dolores musculares, mala circulación, artrosis, artritis, etc. Debido a la propia naturaleza del tratamiento, los resultados se perciben de forma notable a partir de la primera sesión. La terapia geotermal garantiza que las sensaciones van más allá de lo que al principio uno se imagina".

Preguntas frecuentes

¿Por que masajes con piedras?
Para conocer un poco mas de las piedras debemos saber que son energía viva inorgánica ya que en el centro de la tierra hay magma y magneto, por lo tanto las piedras que usaremos tienen la energía del cristal y la del magneto.
El poder de las piedras más las manos de un buen profesional revitaliza y oxigena la piel.
La terapia con piedras es considerada reparadora de la ansiedad y la tensión. La efectividad de las piedras se le atribuye a la riqueza de sus minerales.
También armonizan desbloqueando los chakras.
¿Que beneficios producen las diferentes temperaturas de las piedras?
Las piedras Calientes estimulan el riego sanguíneo y el metabolismo celular. La aplicación prolongada del calor (que debe llegar hasta el hueso) penetra en músculos y articulaciones desintoxicando y estimulando la microcirculacion.
¿Produce algún efecto sobre la energía de nuestro cuerpo?
Si, ya que nuestro cuerpo funciona con corrientes electromagnéticas y este masaje mueve todas las energías emitidas por los órganos y células.