miércoles, 17 de noviembre de 2010

enfermedades propias

desde tiempos inmemoriales la base de las medicinas


está fundamentadas; unas científicamente, otras
holisticamente, otras energeticamente, etc..
pero después de años de experiencia atendiendo
diferentes personas, diferentes dolencias, utilizando
diferentes técnicas, he llegado a la conclusión, de que
el ser humano por naturaleza ( salvo excepciones ) le gusta estar enfermo y disfruta con ello.
puesto que en la mayoría de los casos ( mayoría de mujeres ) es la única forma que tienen, o han tenido, de que se les tuvieran en cuentan ( la compasión y a veces la estrategia).

me explico;
con los medios habidos de cultura e información a los que se podian acceder, con la
libertad que tenemos para elegir todo aquello que nos haga ser más felices o infelices , con el conocimiento adquirido bien por experiencias propias o ajenas, con la cantidad de espejos que la vida nos pone para poder mirarnos, las enfermedades que siguen creciendo y matando, los virus que creíamos erradicados, siguen vigentes, pero mutados, la alimentación está adulterada, el agua contaminada, las secuelas del stréss,
la auto medicación, etc..  y las personas que  enferman por situaciones caprichosas.

todos los terapeutas que nos dedicamos a temas de salud, vemos todos los días pasar por consulta a personas con enfermedades ( salvo excepciones) psicosómaticas que con un simple cambio de hábitos y conductas, podrían haber aliviado o curado sus síntomas y por ende la enfermedad.

están las personas;
con sobrepeso u obesidad que se les recomienda que deben perder esos kg de más
que les está deteriorando la salud; ¡ nunca comen nada que le ha llevado a ese estado¡
(lineas generales) si les recomiendas que eviten comer determinadas cosas; ¡ ponen pegas¡
si les mandas que hagan ejercicios; ¡ya hacen bastante, con sus faenas¡
si es un martes y les entregas una dieta; ¡te dicen el lunes empiezo¡.

están luego las que no aceptan las enfermedades; valga este ejemplo;
mujer cuarenta y tantos, esposa, madre y ama de casa se le diagnostica
una artrosis de rodilla, ¡automaticamente¡ comienza a comentar;
¡ahora quién atiende mi casa¡ ¡quién atiende a mis hijos¡ ¡a mi marido¡
¡estaré invalida¡
en vez de pensar;
tengo que quitarme esos kg de más, que hace que mi rodilla sufra, tengo que hacer las cosas sin coger peso, tengo que utilizar una postura adecuada para que mi rodilla descanse, debo cuidar más mi alimentación, tengo que hacer determinados ejercicios,etc..
que les hubiesen;  no curado ( la artrosis es de generación del cartílago , pero si prevenir su avance y tener
mejor calidad de vida.

luego están,  las que por un problema social se han enfermado;
( su cuñada dejó de hablarle, una vecina le amarga/ó  la vida, su familia no la comprende, su marido e hijos no hacen lo que ella quiere, etc..),  luego se le dice , que está enferma por darle demasiada importancia a situaciones generadas por berrinches y pataletas. y se le explica que las causas de sus enfermedad  fue consecuencia de situaciones que no eran un verdadero problema) y todo son disculpas y llantos.

¿por qué de verdad?
¡un problema es¡;
una enfermedad incurable, estar en una silla de ruedas,  tener un hijo drogadicto, no vlernos por nosotros mismos, etc..
entonces damos; el diagnóstico, tratamiento, consejos y cambios que deben hacer para
mejorar sus síntomas o enfermedades ¡y no lo aceptan ¡( salvo excepciones), pues buscan un milagro y los milagros existen, pero si se tiene fe y disciplina, y eso en muchas personas enfermas se ha perdido.
las síntomas y enfermedades de muchas personas se podrían haber evitado en su momento, haciendo cambios y tomando decisiones, pero al dejar pasar el tiempo sin solucionar aquello que ya estaba comenzando a deteriorar a la persona, se ha convirtio en enfermedad, y ahora tomar esas decisiones no vale la pena, lo que hay que intentar curar es la enfermedad.