miércoles, 26 de enero de 2011

energia defensiva--oé o wei I

En este tema vamos a estudiar la energía wei, llamada también "defensiva", cuya función consiste en proteger al organismo contra las agresiones que vienen del exterior.
En el proceso de formación del Wei se observan tres fases claramente diferenciadas:
- La función gastro-intestinal que comprende las fases depurativas y cuyos desechos son sólidos o densos (heces).
- La función nefro-vesical cuyos desechos son líquidos (orina).
- La función hepato-biliar cuyos desechos son gaseosos (Wei).
El ano y el uréter serán las vías de evacuación de la materia, por lo tanto estarán ubicadas en la parte inferior del tronco. El vertex (punto 20VG o Baihui) será la chimenea energética o lugar por donde se eleve y expulse la energía Wei
Los párpados superiores serían como una especie de depósito o acumulador de la energía
Wei elaborada en el periodo nocturno y no utilizada por la actividad visual (vigilia); por ello cuando se ha dormido mucho, el individuo se levanta con los párpados hinchados con acúmulo de energía y sangre, el parpadeo según la M.T.Ch. es como una especie de bomba de impulsión del Wei acumulado hacia el vértex 20VG (Baihui), vía 1V (Jingming) -> 7V (Tongtian) -> 20VG (Baihui)
La energía Oé o wei va a circular:
1- En superficie, por los meridianos secundarios superficiales, también llamados meridianos tendinomusculares M.T.M o ligamentarios o Tching kan o Jing Jin, es decir, en la parte más superficial de la piel.
2- Por los meridianos distintos
3- Por los meridianos luo longitudinales
Encontrará un esquema general de estos meridianos en la figura (esquemameridiano)
Debemos pues introducirnos al estudio de estos tipos de meridianos
1-MERIDIANOS TENDINO-MUSCULARES (M.T.M)
Estos meridianos son los más superficiales del cuerpo. Ellos irrigan merced a multitud de pequeñas ramitas toda la estructura superficial del organismo (piel, tejido celular subcutáneo, tejido conectivo de ligamentos y tendones y tejidos articulares)
Ellos, además de irrigar estas partes del organismo forman por así decir una capa energética que se irradia más allá de los límites de la piel. (Sí, una capa de energía rodea al cuerpo humano...)
Desde un punto de vista anatómico los MTM son grandes vasos que emanan de los puntos Jing-pozo (Ting) de las extremidades (que son puntos situados cerca del ángulo ungueal de los dedos) (suting)
Ellos no penetran en el organismo, ni en las vísceras, ni en los órganos, e interesan únicamente a los tendones y a los músculos. Son diferentes a los 12 meridianos principales que actúan a la vez en las regiones profundas (órganos y vísceras) y en las partes superficiales del cuerpo (músculos, huesos carne) y por otro lado son diferentes a los 12 meridianos distintos que están en relación con las partes profundas de cuerpo (órganos y vísceras) pero llevando energía wei (oé) (es decir que los meridianos distintos llevan la energía defensiva a la profundidad y los MTM llevan la energía defensiva a la superficie)
Al nacer del punto Jing-pozo de un meridiano principal se comprende que cada meridiano principal se conecta con un MTM cuyo trayecto será mas o menos paralelo al del meridiano principal hasta el nivel de las grandes articulaciones, cambiando a partir de allí su recorrido. Pasan a las articulaciones (muñeca, codo, hombro, maléolo, rodilla, cadera) y se ramifican en el pecho, dorso y cabeza.
Su trayecto es siempre ascendente. Ellos atraviesan regiones que les son propias y que los otros meridianos no atraviesan.
Según el Neijing se agrupan de tres en tres y su unión se forma a expensas de los 3 Yin y los 3 Yang del pie y de la mano.
Los 3 meridianos T.M. Yang del pie, se unen en el hueso malar (apófisis zigomática).
Los 3 meridianos T.M. Yin del pie se unen en las partes genitales.
Los 3 meridianos T.M. de la mano se unen a cada lado del cráneo.
Los 3 meridianos T.M. Yin de la mano se unen a cada lado de la caja torácica.
La energía wei rige la abertura y el cierre de los poros de la piel, la función sudorípara, la circulación sanguínea (superficial), la sensibilidad, etc. Ella nos permite mantener un equilibrio, ante las diversas variaciones del medio ambiente, y ante la presencia de factores patógenos externos.
Esta energía, por su circulación en gran parte superficial es de naturaleza Yang y como acumula los desechos se considera impura.