lunes, 13 de junio de 2011

Feng Shui ; acupuntura para las casas y negocios vI

Los muebles de dormitorio preferentemente deben tener orillas redondeadas, pues los ángulos afilados pueden provocar discusiones y conflictos según el Feng-Shui. La cama es aconsejable que sea de madera y de base única, para evitar el individualismo excesivo y favorecer la pareja. El cabecero debe ser sólido y firme, para lograr una pareja estable. Colores e iluminación del dormitorio
Las paredes deben ser de colores pasteles suaves y las alfombras deben ser de colores claros para poder mezclarse con los demás elementos del dormitorio. Las sábanas, fundas, mantas y almohadas (que deben ser todas de telas naturales y no sintéticas), también deben ser de colores pasteles.
Tonos de azul, indicados para la protección y los sueños agradables· Naranja claro, hueso o marrones de baja intensidad, que ayudan a crear un ambiente suave y relajado. Rosa para el amor, y para calmar el espíritu.
Deben evitarse los colores fuertes como el rojo y el amarillo, también el negro, que puede acentuar una tendencia a la depresión y a dormir mal.
Otras recomendaciones
Utilíza tu dormitorio solamente para dormir y hacer el amor. Efectivamente, muy a menudo nos servimos de la habitación para ver la tele, llamar por teléfono, trabajar o estudiar, e incluso para hacer gimnasia o comer. Algo que no se corresponde para nada con la función de la habitación.
Limpia tu dormitorio frecuentemente. El polvo y la suciedad que se acumulan tienen un efecto muy negativo en el chi; se convierten en una carga, pesada y estancada, que conlleva a sutiles bloqueos de diferente índole en tu vida. Por lo que limpia, barre, pasa el aspirador una vez por semana y constatarás el cambio de tu actitud general frente a la vida.
Ten tu dormitorio ordenado. La habitación debe estar siempre ordenada, además de ventilada y ni demasiado caliente ni demasiado fria. Hay que evitar tener cosas por el suelo, el desorden está totalmente en contra de los principios de Feng Shui.