miércoles, 24 de noviembre de 2010

desequilibrio y curación

toda enfermedad es un desequilibrio y sucede por olvidarnos de quién es uno.
este olvido nos ha llevado a tener una actitud y forma de vida que ha desarrollado la enfermedad.
que dicho sea de paso, mediante ella, nos recuerda quienes fuimos y porqué estamos así.
indicándonos el camino para volver a reencontrarnos con nosotros mismos y la salud.
los terapeutas alternativos saben leer esos mensajes
de nuestro cuerpo y por ende los caminos hacia la mejoría y la curación.
llevando a equívocos entre los mismos pacientes a catalogar dichas
medicinas de magia, ciencias ocultas o curanderismo.
la diferencia de un terapeuta alternativo está en encontrar la causa de un síntoma o enfermedad y no tratar su efecto.
mientras que un dolor de cabeza o de cualquier parte se está acostumbrado a quitar con paracetamol o iboprufeno, el terapeuta indagará con un interrogatorio de preguntas para así dar con la causa que está provocando esos dolores.
valga como ejemplo esto;

mujer que viene a consulta por dolor de hombros que le impide moverlo y que quiere
que se le de masaje para aliviarlo; seria correcto darle ese masaje o no, pero el terapeuta va observando y comienza a preguntarle;¡ de acuerdo si quiere el masaje perfecto¡,
¿pero sus uñas están frágiles?,
¿ se le cae el pelo, verdad?
¿hace días que está teniendo estreñimiento, es así?
¿le tiemblan los párpados, no?
¿ sus reglas son dolorosas, verdad?
estás y otras preguntas, hacen que de venir una persona con ideas de un masaje, gracias al
terapeuta indagar más allá, se convierte en una solución total a un desequilibrio en hígado ( funciones del) que está causando ese bloqueo de energía que está afectando a los hombros.
está forma de ver la enfermedad no tiene nada que ver con curanderos, brujos o magos, sino en la manera de ver integralmente las funciones del organismo y devolver su equilibrio.