viernes, 11 de marzo de 2011

dieta ayurvédica II


Equilibrio y combinación de los alimentos en la dieta ayurvédica

Los alimentos que comemos pueden ser muy sanos, pero si los combinamos mal o los comemos desproporcionadamente pueden ser perjudiciales para la salud en un futuro no muy lejano.
Una dieta equilibrada es aquella en la que se come un poco de todo, sin comer mucho de esto y nada de aquello. La medicina ayurvédica recomienda que en cada comida se saboreen los seis sabores que existen en la naturaleza: dulce, salado, amargo, picante, ácido y astringente para que todos los diferentes alimentos aporten sus beneficios al cuerpo humano.
Pero hay que tener en cuenta cómo los alimentos se digieren en el estómago, cómo liberan su energía y cómo se metabolizan para que la combinación de los alimentos que comemos sea beneficiosa para una óptima digestión y produzca un metabolismo sano para producir una energía de buena calidad y unas células sanas. La medicina ayurvédica recomienda que no se ingieran en la misma comida: carne, pescado, fruta y productos lácteos porque recomienda que cada proteína debe ser digerida por separado para su mejor digestión y metabolismo.
La medicina ayurvédica recomienda comer cuando se tenga hambre, ya que el estómago se pone en funcionamiento cuando siente el estímulo del hambre, y no comer si no se tiene hambre porque si el estómago está parado la comida ingerida causará toxinas que producirán futuras enfermedades.
Los alimentos, nuestro cuerpo y nuestra mente
La medicina ayurvédica distingue en el cuerpo humano tres energías biológicas que llama Doshas que son las que rigen todas las funciones fisiológicas y mentales de nuestro cuerpo:
Vata Dosha: es el aire que hay en nuestro cuerpo, entra a través de la respiración y de la descomposición de los alimentos durante el proceso de la digestión y el metabolismo, sirve para que nosotros respiremos y vivamos, para que respiren las células de nuestro cuerpo y para que funcione el sistema nervioso.
Pitta Dosha: es el fuego, es decir, el ácido que digiere los alimentos en el estómago y las enzimas que producen el proceso metabólico de los alimentos digeridos, creando energía corporal y mental.
Kapha Dosha: es el agua y la tierra, la materia, los distintos tipos de células que forman nuestro cuerpo.
Estas tres energías están presentes en todos los seres de la tierra, pero en diferentes proporciones según sean unos seres u otros. Entre los humanos, cada uno tiene una proporción energética diferente, pero todos ellos viven las mismas etapas de la vida, y éstas también están regidas por los Doshas.
La infancia
La infancia está regida por Kapha Dosha, el cuerpo se desarrolla y la materia ha de formarse, es necesario empezar bebiendo leche materna porque en la leche están los seis sabores y por ello proporciona todo el alimento necesario para el bebé para el principio del desarrollo del cuerpo humano. Más adelante, en la infancia y adolescencia necesita comer de todo para que todos los diferentes tipos de células que forman el cuerpo humano se desarrollen con normalidad.
El exceso de grasas causará que los músculos se formen grasientos y el niño será gordo, crecerá gordo y será difícil que adelgace cuando sea adulto.