martes, 21 de octubre de 2014

¿Cómo trata la acupuntura el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA).?



En la actualidad se escucha hablar del trastorno de hiperactividad y déficit de atención también conocido por las siglas (THDA), como un trastorno neurológico que requiere tratamiento psiquiátrico.
Este trastorno afecta a niños y adolescentes y tiene como característica o manifestación muy marcada la hiperactividad, la desatención y la impulsividad.

Según el Manual de diagnóstico y estadística de los trastornos mentales (DSM-IV) en los que se rige la psiquiatría practicada en los Estados Unidos se dice respecto al trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA) lo siguiente:

"Habitualmente, los síntomas empeoran en las situaciones que exigen una atención o un esfuerzo mental sostenidos o que carecen de atractivo o novedad intrínsecos (p. ej., escuchar al maestro en clase, hacer los deberes, escuchar o leer textos largos, o trabajar en tareas monótonas o repetitivas).

Esta disfunción neurobiológica fue reconocida primero en la edad infantil. Sin embargo, en la medida en que fue mejor comprendida, se reconoció su carácter crónico, ya que persiste y se manifiesta más allá de la adolescencia. Los estudios de seguimiento a largo plazo han demostrado que entre el 60% y el 75% de los niños con TDAH continúa presentando los síntomas hasta la vida adulta”…



Para la medicina tradicional china, el tratamiento efectivo para el THDA se basa en la aplicación de un tratamiento integral, donde se combinan varias técnicas de la Medicina Tradicional China obteniendo un resultado efectivo y carente de efectos secundarios, siendo la acupuntura la técnica central.

Según la teoría básica de la Medicina Tradicional China (MTC) las causas del THDA se deben a la “hiperactividad de la energía yang del hígado", la "actividad energética elevada (fuego brillante) de la vesícula biliar", una "deficiencia de la energía vital de los meridianos del corazón y el bazo", "falta de interacción energética del corazón y los riñones" y la "falta de armonía entre el yin y el yang físico y ambiental".

En la MTC el THDA en los niños presenta como síntomas clínicos la hiperactividad, la inquietud, la imprudencia, la descortesía y la terquedad. La acupuntura ayuda a mantener el yin y el yang interno en equilibrio. Su enfoque en el tratamiento del THDA está orientado a fortalecer la esencia vital del cuerpo, y eliminar el bloqueo de los canales acupunturales. Dejando que el Qi se mueva entre el yin y el yang para armonizarlo con el fin de crear un ambiente interno para el cuerpo amable, estable y pacífico.

Las teorías de la MTC proponen que el THDA tiene conexión con la deficiencia congénita, la pérdida posnatal de nutrición energética, la insatisfacción que afecta la inatención y los traumas que se sufren los niños en el proceso de desarrollo. Los síntomas clínicos se resumen a través de la teoría de la falta de armonía entre la energía yin y la energía yang. Siendo el yin-yang el concepto más importantes de la MTC para el diagnóstico y el tratamiento.

Cuando el yin y el yang no se encuentran en equilibrio pueden aparecer síntomas negativos. Las estrategias de tratamiento en el THDA serían enriquecer el yin y apagar el fuego que produce el yang, calmar la energía del hígado y equilibrar las energías del yin-yang de los intestinos y las vísceras. La terapia con acupuntura se basa en la teoría de la diferenciación de síndromes, y la naturaleza de la patología de síntomas y signos a lo largo de los meridianos.

Aunque como dijimos al principio el tratamiento del THDA para la medicina tradicional china implica un tratamiento integral de sus técnicas los puntos de acupuntura que mas apropiadamente se utilizan para el tratamiento del THDA son: Shen Ting (GV 24), Ben Shen (GB 13), Yin Tang (EX-HN 3), Tai Yang (EX-HN 5), Si Shen Cong (EX-HN 1), Gan Yu (BL 18), Shen Yu (BL 23), Tai Xi (KI 3), Pi Yu (BL 20), y Tai Chong (LR 3).


Ahora bien el trastorno de hiperactividad y déficit de atención para la psiquiatría occidental moderna es catalogado como un trastorno crónico que se extiende hasta la edad adulta, en cambio el enfoque integral de la medicina tradicional china no clasifica este trastorno como crónico y lo hace corregible cuando se trata combinando la acupuntura con otras técnicas de la MTC: Ej. Ciertas prácticas del Qi Gong (kung fu, Tai Chi) y la herbolaria.

Para la psiquiatría moderna los síntomas del TDAH expresan un problema biológico y por lo tanto se abordan con tratamientos farmacológicos, que constituyen todavía el pilar más importante de la terapéutica. Los tratamientos habituales se basan paradójicamente en estimulantes. Entre ellos están la cafeína y la nicotina, con los que a veces se auto medican adolescentes y adultos. El primer informe idóneo avalando el uso de Psico estimulantes data del año 1937, cuando Charles Bradley estableció la eficacia y seguridad del sulfato de anfetamina para el tratamiento de niños hiperactivos.

Actualmente, las sustancias más empleadas en los Estados Unidos son el metilfenidato (principio activo detrás del nombre comercial Ritalina) y la Dl-anfetamina (Adderall), seguidas de ladexanfetamina (Dexedrina) y la metanfetamina. Otros Psico estimulantes de segunda línea en el tratamiento del TDAH, son la pemolina (Cylert) y el modafinilo (Modiodal). En los últimos años los fármacos de efecto inmediato tienden a ser sustituidos por otros preparados que con los mismos principios psicoactivos logran un efecto más prolongado, con el peligro en ocasiones irreversible que provocan los efectos secundarios.
......................................................................................................................................................