martes, 28 de octubre de 2014

EJERCICIOS TIBETANOS PARA LA VISTA


Aquí está la tabla tibetana y a continuación las instrucciones para fortalecer los ojos. Hay que hacer todos los ejercicios sin gafas ni lentillas. La visión periférica es tan importante que si no la utilizáramos acabaríamos con la visión en túnel. Antes de aprender a leer y escribir, los niños tienen la visión periférica clara y nítida. Esta técnica tibetana consiste en reforazar la visión periférica:

Sujeta un lápiz en cada mano delante de los ojos con una separación de unos 30 cm.
Mira a lo lejos, sin fijarte directamente en los lápices; míralos con la visión periférica.
Mueve cada lápiz muy depacio hacia los extremos de tu visión periférica. Repite 10 veces este movimiento de fuera adentro.
A continuación, mueve  otras 10 veces el lápiz de la mano derecha hacia arriba y el de la izquierda hacia a bajo.
Ahora mueve 10 veces más el lápiz de la mano derecha en diagonal y hacia arriba y el de la izquierda en diagonal hacia abajo.
Mueve el lápiz de la mano izquierda en diagonal hacia arriba y el de la derecha en diagonal hacia abajo , también 10 veces.
Por último, sostén los lápices delante de los ojos con una separación de unos 30 cm y traza círculos (en el sentido de las agujas del reloj y a la inversa) de unos 60 a 70 cm de diámetro empezando delante de los ojos y hacia los lados.
Mira hacia adelante en los siete pasos y observa los lápices con la visión periférica.

Para trabajar con la tabla tibetana, lo mejor es imprimirla en un papel o cartulina azul claro y pegarle un punto rojo en el medio que debemos situar a la altura de la nariz. Haremos todos estos ejercicios, sin gafas ni lentillas, unos 30 segundos sentados o de pie y con la columna recta, moviendo los ojos pero no la cabeza. Donna Eden ha combinado los ejercicios tibetanos con técnicas de Medicina Energética  potenciando su efectividad.

Arrastra la coronilla.
Descansa las palmas de las manos en los ojos y los dedos en la frente.
Masajea el punto 27 del meridiano del riñón.
Pellizca suavemente los párpados.
Haz tapping alrededor de las cuencas de los ojos. Descansa el dedo índice  sobre cada párpado y haz tapping suavemente sobre el dedo.
Mueve los ojos en el sentido de las agujas del reloj fijando la vista en los puntos del círculo exterior.
Repite el movimiento en el sentido contrario.
Mueve los ojos entre los puntos de las 2 y las 8 en ambas direcciones.
Repite el movimiento entre los puntos de las 4 y las 10.
Pestañea brevemente y termina el ejercicio con  las palmas de las manos sobre los ojos.